Blog de Chano Ruiz

Inicio » Posts tagged 'Blues'

Tag Archives: Blues

Ole la minería.

ole swing

Cual lince ibérico, casi un año después me he enterado que OLE SWING ha sacado su segundo disco. Esta gente sí que se han metido hasta el fondo en la copla copla. Pero de tal manera que suena a copla, chanson, blues… En fin, a cualquier cosa. Pero siempre de gran calidad. De aquella Bien Pagá con Toni Zenet o el Ay Pena con Eva Durán, del primer disco, el Swing Ibérico, se pasan ahora al Sueño Gitano, que se lo editan los de Youkali, sello que ha demostrado ya un buen gusto tremendo. Así que nada, aquí se quedan con el Soy Minero  del gorgorito de Antonio Molina, y que aquí se canta a guitarra y al violín de Raúl Marquez, un virtuoso ¿Qué quieren que les diga? Por dentro del disco están desde Mi jaca hasta Dos Gardenias. 

Miren la cuenta mía a ver si encuentran maravedí alguno de este negociado de aquí; 
¿lo ven? Todos los derechos de esta y resto de coplas para Ole Swing (ole con ole) 
y los de Youkali que, na más por el acierto en el nombre, se lo han merecido.

 

Viva Yemen y sus cantes

En la mezcla está el secreto. Sea para levantar un tabique sea para cantar una buena copla. Este grupo está liderado por un judio de ascendencia yemení. Dice el hombre, israelita de nacimiento, que los judíos llevan 3.500 años en Yemen y 70 en Israel, como diciendo ¿que me estás contando Juan? Lo que yo no sé es donde hace más calor para pasar el estío. Con esas greñas.

Al lío. el grupo Yemen Blues, el gachó Ravid Kahalani, y la copla Um min al Yaman, que quiere decir… (anda ya. Yo qué sé que quiere decir). En este artículo lo explica, más o menos.

Dejen respirar el temita unos 30 segundos que mejora..

 

 

yemen-blues-new-652x367

No me lo puedo creer.

No me puedo creer lo que dices. Así te lo digo. Y así lo decía la buena de Tina con sus primas en este más que recomendable vídeo de tantos kilos de arte como litros de laca. La Turner ya apuntaba. Grande.

Dinah te canta cosas bonitas

Para meter una canción que ya entró en el blog, y que sea además de un vídeo de estos de foto fija, mucho me tiene que gustar. Pero es que me gusta mucho. Y aún me queda por meter la versión de Ella Fitzgerald, que es aún mejor.

Dinah Washington. I’ve got you under my skin.

El que plagie que lo diga… lo demás es inspiración

Esta versión de Pata Negra de una copla de 1940,

y esta otra de 1946 se parecen tela. Aunque ya dice la wikipedia que esta última está ‘basada’ en la anterior (no en la de Pata Negra, sino en la original claro). Concretamente dice esto: “Ornithology” tiene una melodía desarrollada sobre la progresión de acordes del estándar de jazz “How High the Moon“. Está considerada como una de las composiciones más populares de bebop. Con frecuencia, cantantes de scat que ha grabado versiones de “How High the Moon” (especialmente Ella Fitzgerald) utilizan en su improvisación la melodía de “Ornithology” (y viceversa). En fin, yo no me he enterado de mucho. Pero se parecen ¿no?

Directo al blues.

Straight to Memphis, cantado por Brenda Boykin. Club des Belugas. La copla buena, el vídeo curioso. Vamos, el vídeo es de sábado noche. http://on.fb.me/1btbsNf

de Sonideros, claro.

La buena. ¿La buena? Jueves night

Ahora en la original, no la de Albert Pla, que nada tiene que envidiarle por cierto, ‘El laíto salvaje de la vida’. Lou Reed. Walking on the wild side.

A ese laíto me gustaba a mí asomarme de vez en cuando, pero a pecho descubierto, sin red. (La que hay ahora todo lo esconde, todo lo diluye, todo lo disfraza mal. Que hasta para disfrazarse hay que saber algo. Entonces sabíamos -al menos- qué queríamos aparentar. Incluso sabíamos cuando no queríamos aparentar) Bah, tampoco hacía nada del otro mundo. La memoria… esa solícita meretriz.

Domingo raro


Hay q volver. Domingos gloriosos
(Ahora sí)

Chanería marciana

Es evidente que a los de la NASA no le caen bien los marcianos. De hecho, lo sucedido viene a confirmar que en Cabo Cañaveral están completamente convencidos de que no hay vida en Marte, ni inteligente ni de la de aquí. De otro modo no se entiende que la primera copla que le hayan cantado a los hipotéticos alienígenas fuera este Reach for the Stars de un tío q se hace llamar ‘Will.i.am’ por no llamarse ‘Yo soy el güili’.

Desde el Observatorio Astronómico del Teide, en Tenerife, donde tienen un telescopio más largo y más gordo que los americanos, evidentemente, han detectado un montón de marcianos escondiéndose del robot de marras. La mayoría de ellos porque nadie quiere ser además de marciano un friki y que le vengan los de Marte en directo a meterles la alcachofa y preguntarles: “¿Y es cierto que cuando vieron el ovni salían unos flashes y una música de niñato con un chumba chumba?”
Desde el Teide también han escuchado la conversación de los dos primeros martícolas que vieron al Curiosity. (Hay veces que la señal de audio no llega bien pero los observadores que están de guardia hacen cuevita con la mano, se la acercan a la oreja y ya está.)
De esa primera conversación los mullallos canarios dedujeron 3 cosas;

  1. Que los marcianos no son una especie asexuada.
  2. Que la curiosidad del robot  no es correspondida.
  3. Que en todos lados cuecen habas, que por tanto en Marte hay agua -si no donde se iban a cocer las habas-, que también hay ollas, y que si hay ollas habrá días. Seguramente más que ollas. En habiendo días hay concepto de tiempo. Y habiendo tiempo -aunque sea conceptualmente- pa qué estresarse.

Todo ello lo dedujeron de esa primera conversación entre dos marcianos que -según relataron al Viva Teide– transcurrió así:

Marciano Juan: Mira guana, un robotico de la tierra. Le hacemos una foto con el iphone y se la mandamos a “Noveno Milenio“.

Marciana Juana: Déjate guan, que no tengo yo el coño pa farolillos.

Toootal, que los tinerfeños se apiadaron del marciano Juan, de la marciana Juana y de todos sus congéneres e, intentando subsanar tamaño despropósito americano, se pusieron a buscar qué copla mandar a Marte, sin robot ni nada, colgándola en el youtube marciano que el primo de uno de ellos había inventado antes que saliera aquí el youtube normal. Primero quisieron optar por el canto patrio, y a puntito estuvieron de colgar el Contamíname de Pedro Guerra, pero se echaron atrás: “Déjate mullallo, a ver si se van a ir por lo literal y nos va a caer dos platillos de mierda en lo alto”. “Cierto primo, que como le vean la cara a Pedro se les va a quitar las ganas de interactuarnos, vamos a meter a José Velez”. “Ay momá, que antiguedad”.

Al fín, y en un momento de gran lucidez, eligieron el Volando voy, volando vengo del Veneno, por eso de lo aeroespacial. Con dos lecciones en una. Y gratis. A saber:

  1. Enamorao de la vida aunque a veces duela
  2. Yo no sé quien soy ni lo pretendiera

A %d blogueros les gusta esto: