Blog de Chano Ruiz

Inicio » Posts tagged 'brasil'

Tag Archives: brasil

Ya viene un mambo

caposella

Tenía yo semiolvidado al bueno del Vinicio italiano. Estoy seguro que si me pongo a buscar ni se llama Vinicio ni na. Dirá que se lo puso en homenaje al maestro carioca... Bah, se lo puso por lo del vicio. No más hay que verle la cara. La cuestión es que entre cha cha cha y mambo sabrosón y cachondón pudiera parecer que no es uno de los grandes él también. Para los que duden les dejo en este enlace la maravillosa Con una rosa; tremendísima -como la mulata aquella- la copla del Capossella.

Por culpa de mi cabecita loca este payo ha pasado de fijo discontinuo en el blog a profesor emérito invitado a clases magistrales cada año, más o menos. Pero es que a mí se me está poniendo el cuerpecito de mambo y hoy ha tenido que caer. No se queden en los primeros 20 segundos. La letra se le entiende cuasi enteri. Hasta cuando dice lo del gambo al final.

Nada que declarar. Per la mía mamma.

Me apetecía taaaanto

image

Me aparecía taaaanto escuchar esta copla hoy que ahí va este reblogueo, o como se llame esto. Con su errata y todo.

Oh my love‘. El dúo que formaron Dom La Nena y Rosemary Standley (Moriarty) para grabar el disco Birds on a wire dio joyas como ésta: versión de la copla de John Lennon y Yoko Ono, cuando el primero aún no sabía aún como se las gastaba la segunda. El bueno de Carlos Galilea, de Cuando los elefantes,  está administrando el disco -grabado el año pasado en la capilla de la Trinidad de Lyon- en estos días atrás. Todo exquisito, como ellas mismas.

Como una olaaaaa, pero no es lo mismo.

 

Una mijita más joven el Lulu

Lulu Santos canta, o mejor dicho se sube a un escenario para que el público cante, Como uma onda, que yo creí haber metido por aquí en su versión de Drexler. Pero parece que no. Ahí va. Cosa clásica y hermosa a la que hay que recurrir  cada siete u ocho tardes para no sucumbir a la desidia del arte.

Un completo. A minha menina.

La coplita esta me gustó, me encantó en cuanto la escuché un día en el anuncio de un coche que, ohhh I´m sorry publicistas del mundo, no me acuerdo cuál era (lo he mirado, era Citroen). La tenía en la recamara y hoy va a caer. Es A minha menina, de Os Mutantes, ese mítico grupo brasilerio que lideraba Rita Lee y que tan importante fue, por lo visto, para todo lo que vino después, que fue mucho y bueno…

Y lo de completo es porque el vídeo que lo ilustra, que no es un videoclip, es de os que también me encantan… porque seguramente lo ha hecho un colgao…

Dicho todo, primero la copla original de Os Mutantes, y luego un directo regulé del grupo The bees, que fue el que el final hizo famosa la canción -al menos en España. En Brasil seguro que petó hace mil. Disfrutenlo.

Los derechos y añadidos están pagados todos por Citroën, digo yo. Si no, que pasen el recibo, pero a mediado de mes por favor.

Para todos… que no son pocos.

hqdefault

Ya puse yo aquí un día una cosita de estos payos del Steen Rasmussen Quintet -aquí son Quartet, se han cargao a uno- porque tienen ese puntito de tocar Brasil de esa manera tan aseadita que solo los nórdicos y los japoneses suelen darle. Este danés se rejunta (se llama fusión ya lo sé) cada dos por tres con quien le da la gana, y se pone caprichoso con la Bossa. Hasta tal punto que aquí, de la mano de Marcia Lopes, recrea -y de que manera- el homenaje que Chico Buarque hace a todos aquellos -menos a él mismo, que muchacho más modesto- que hicieron de aquel país el paraíso de la música. Primero donde se escucha bien… y luego el original de Chico Buarque que tiene todo el encanto de los años en los que se grabó.

Los derechos aquí son todos de Buarque y del que se los compró. En el caso de Steen Rasmussen también se encuentra en todos sus sitios de la red. Disculpen la pereza.

Del fuoco nelle sottane, architetture lontane…

Me gusta muchiiiiisimo esta copla del disco Gong-oh de Paolo Conte, del que ya entró aquí hace meses este currado y divertido vídeo de Tropical…  de su ultimo trabajo, Snob. Tanto me gusta que voy a meterla con un vídeo que habrá hecho un señor con imágenes de Génova, que no sé si me gusta porque no he ido, aún. La letra de la canción está por ahí. No tiene desperdicio. Grande Conte. Yo me quedo con la penúltima estrofa, que le da título al tema (uf, que radiofórmula me ha salido eso): “Del fuego bajo la falda, arquitectura lejana…” A saber la cabecita del payo como le funciona.

Pues eso. Aquí va…

hqdefault

Se merece ser feliz

Claro que sí. ¡La gente se merece ser feliz!. Eso es una verdad como un templo, porque lo dijo la Constitución de Cádiz y una mijita después lo escribió y lo cantó Ivan Lins.

¿Y quien es Ivan Lins? Ome por Dios Santo, el señor que lleva dos o tres años consecutivos quedando finalista en el Premio a la mejor copla del mundo que doy yo. El de Fado Saramago (cantado con el Zambujo claro). Pero aparte, tiene más recorrido que un interrail con descuento por familia numerosa. Fíjate que le cantó cositas suyas hasta la gran Carmen McRae. Solo por eso se merece un menumento el gachó.

En fin, iba meter hoy al propio Lins dándole a la tecla, que no lo hace nada mal, pero me tropecé con esta versión que me ha molado lo suficiente como para que caiga por aquí. El holandés de la armónica es un tal Wim Dijkgraaf, que ya dice el en el youtube que grabó ésto tras una charla sobre política brasileña y medio ambiente o algo así… (a saber) y  tiene una pagina muy molona. Y Gerson Trincha Oikawa, del que hay pocas referencias en la red. Yo estoy casi seguro de que -de los dos- es el que canta. Me da a mí la impresión. Aparte de eso en 2013 tocaba con dos payos más en un pizzería con música en el extrarradio de Sao Paulo. Y salió absuelto de un juicio por accidente de tráfico en el que, por lo poco que entiendo yo el brasileiro, encima de darle por atrás le querían pedir daños y perjuicios. Las cosas del internete.

Al lío. Que sí, que la gente se merece ser feliz. Incluso aquellos que no lo saben. Incluso aquellos que podrían serlo fácilmente y se empeñan de manera compulsiva a desgraciarse la existencia recogiendo todo el karma negativo que van encontrando como si fueran moneditas de a real.

0

Estrella, estrella… qué bonito io

Vitor Ramil nació en pelotas, como todo el mundo, pero éste con mayúsculas, sin entrar en valoraciones sobre el volumen. Provincia de Río Grande del Sur. Brasileiro pues. Se le nota, no en el meneo de las caderas, pero se le nota. A mi me recuerda a Marcio Faraco y su gran Ciranda (que fue lo primerito que escuché yo de esta saga de payos hace ya lo menos 15 años y aún no he tenido reaños para encontrarle un video bueno en movimiento) pero ni sé ni tengo tiempo ni tempo para aseverar. Además que lo de aseverar está feo de cojones. Aquí está el tío con su Estrella, estrella, que a mí me ha encantado. Arriba acompañado de Carlos Moscardini. Y más pa abajo esperando que llegue el tren en un sitio donde no se deben esperar a los trenes.

images

Deja de llorar.

 No es que esté yo hoy arrastrao por las esquinas. Ni mucho menos. Es que la copla -que escuché una vez y no recordaba- me encanta. Solo eso. El Moraes Moreira es una artista. El payo la grabó con los Novos Baianos en el 72 y la canta aquí 23 años después igual o mejor. Lo bueno es que quien me la trajo a la memoria es Silvia Pérez Cruz, que la ha grabado en su nuevo disco, Granada, con Raúl Fernández Miró. Y ya te digo yo que esta paya lo que graba lo clava. No pongo arriba el vídeo de Silvia porque es más estático que las descargas que me daba a mí la C15. Pero sonar suena pa ponerle un estanco, como se decía antes.

Al final no me resisto. Si alguien quiere escuchar a Pérez Cruz aquí va.

 

SILVIA PÉREZ CRUZ Y RAUL FERNANDEZ MIRO: ACABOU CHORAREde Miguel Angel Alcedo Letran

 

Uma sola Sylvia sin Maritrini

Estaba yo deseando meter algo de Sylvia Telles, casi lo que fuera, con el maldito tienmpo este que se angosta de tan mala manera, y va y me encuentro esta joyita de Samba de uma nota so (a partir del minuto 2), que además de sonido aceptable, tiene una Telles sin cigarrito ni boca torcía a lo Maritrini. Se ve que aún le faltaban a la muchacha dos o tres noches de arte y ensayo en Copacabana.

Con todo, me sigo quedando con la versión de Astrud.

Esto, con los años que tiene, está to pagao.

A %d blogueros les gusta esto: