Blog de Chano Ruiz

Inicio » Posts tagged 'Música'

Tag Archives: Música

‘Ere’ un monstruo

images

Boris Karloff (caricatura)

El señor que escribió la copla estaba tan pilladito por los monstruos del cinematógrafo que cuando la sacó le dijeron que de Bobby pasaría a llamarse Bobby Boris Picckett en honor a ese Boris Karlof que se creyó Frankenstein, y le encantó la idea. Dicho y hecho. Se paseó por el mundo haciendo el monstruo con esta copla que tan bien acompaña al vídeo, que es por cierto lo mejor. Claro que yo me quedo con otros monstruos más cercanos.

Soñó siempre con ser actor y se quedó en cantor, que no es poco. Hay por ahí alguna actuación en directo del bueno de Boris que también merece la pena.

Forse Simona

simona_molinari-forse-copertina-singolo

A vosotros pobres mortales que por no haber nacido en la Trimilenaria se os ha vedado el profundo conocimiento del italiani,  aún siendo oriundos de la mismísima Génova, os diré que Forse no es lo que estáis pensando, sea ésto lo que diablos sea que estéis pensando. Forse es quizás, puede ser, a lo mejón... un meibí cualquiera. En este caso es una mezcla del “Quizás, quizás, quizás” que cantaran tantos y tantos y el “Whatever Will Be, Will Be” de la Doris Day. Todo ello a cargo de la recién estrenada -en este blog- Simona Molinari, (siempre será aquí Simona qué mona) que canta bien y gracioso, a la manera italiana de otros muchos que tanto me placen. En el vídeo está acompañado de un trompetista de Hong Kong que tiene nombre de uno de Alcobendas, Danny Díaz. La copla está fresquita, que diría mi mare.

Forse intri di novo piu avanti en aqueste bloguino anoltra di la Simona; (grande patadi in el boco al diccionario de la traduzione simultania gaditoitaliani)

El video creo que tiene el copyright de la Warner italia. que se cobren lo que yo saque aquí de lo que me gasté en Madrid montándome en to los cacharritos nitelocuento.

Variaciones indias de trompetas y cabras

rajastan

Pues miren, aquí se han juntado el guitarrista de Radiohead, que es el del flequillo, con Shye Ben Tzur, un medio israelí medio indio que es el artífice de la cópula gozosa esta, y la orquesta The Rajasthan Express, que son los que llevan el peso de la fanfarria. Jonny Greenwood dicen que es de lo más grande en esto de la música, y que sabe tocar hasta la grapadora de tenazas: una cosa sobrenatural. Aquí se le ve concentrado, pero metiendo poco sound. Se lo llevan de calle los del Express que, ya te digo yo, vestidos a la manera rajastaní ganan mucho.

La cuestión es que la copla tiene la suficiente enjundia para bailarla en cualquier boda que se celebre entre Borneo y Aveiro, y que aquí está casi todo lo común que en el jolgorio y la música se puede encontrar en un pueblo de Rumanía. Todo ello por deducción propia y sin mirar un papel. Hay que tenerlos gordos.

Derechos de Copyright con el contraluz que tiene el video cortito con sifón. De la música para todos los payos nombrados y los gitanitos del Rajasthan.

Súbito amore de Ornella y Simona… que mona

ornella-vanoni

Hay una teoría por ahí, no sé dónde ni de quién, que viene a resumir que hay una métrica, pauta, tempo y ritmo para que una canción guste a la generalidad de los mortales con orejas. Creo que la dibujó un prolífico autor de coplas (coplas en general, no de las de Quintero, León y Quiroga) que conocía perfectamente su oficio y cada vez que quería  -más o menos- la clavaba: se trataba de hacer algo muy sencillo que se pudiera cantar, con un compás definido y una estructura de estribillo y tal. Luego, si se metían este y aquel instrumento, mejor. No te salía la Novena de Beethoven ni el Amada de Ruibal, pero la vendías bien y pronto.

Digo yo que ni sería tan fácil ni la teoría tan cierta cuando hay tanta criaturita intentando dedicarse a esto con el mínimo éxito común denominador.

Al lío, Ornella apadrinó algún día a Simona, que además de la más joven es la más mona. Es la más mona ahora. Yo he visto fotos de Ornella cuando era ELLA y habría que discutirlo. O ni siquiera eso. La cuestión es que las dos cantan estupendamente, tienen más tablas que Polanco en sus buenos tiempos y aquí le pegan a una de esas canciones del paradigma anterior. Lo típico, amor a primera vista y esas cosas… Todo ello afirmado por la irrefutable prueba de que llevo tres días cantándola (Bueno, tú sabes,  cantándola en italiano no. Metiéndole palabras inventadas del italogaditano. Casi).

Copyrights para ambas y to sus jarcas.

La Souza más salá

l_carmen-souza-live-at-lagny-jazz-festival

Hace tres años o más que no caía por aquí Carmen Souza, que tiene unas versiones la gachí pa ponerle un estanco. Esa vez fue con el My Favourite Things de Richard Rogers y Oscar Hammerstein II, que aquí conocemos por cómo la cantaba dando saltitos la Julie Andrews en Sonrisas y Lagrimas (The sound of the music).

Al lío, la Souza es una portuguesa de origen caboverdiano que se puso a hacer Jazz y se lo ha llevado todo. Ahora es una de las grandes damas del género. Y a mí me encanta. ¿Qué  quieren que les diga?

Theo Pascal es su bajista de cabecera, además de un virtuoso de los deitos. Por último, Gleen Miller, el que escribió Moonlight Serenade, porejito mío, se estrelló en el Canal de la Mancha cuando iba a cantarle unas coplas a los paisanos que estaban liberando Europa de los malos. Antes ya le habían versionado la serenata media humanidad y lo que rondaré morena. Eah, dicho todo está. (Dejen avanzar la copla a la mitad. Que coja aire y verá que salá).

 

 

Ya sabe, a cobrar los copiraits a primero de mes. El día 10 ya no hay.

Me apetecía taaaanto

image

Me aparecía taaaanto escuchar esta copla hoy que ahí va este reblogueo, o como se llame esto. Con su errata y todo.

Oh my love‘. El dúo que formaron Dom La Nena y Rosemary Standley (Moriarty) para grabar el disco Birds on a wire dio joyas como ésta: versión de la copla de John Lennon y Yoko Ono, cuando el primero aún no sabía aún como se las gastaba la segunda. El bueno de Carlos Galilea, de Cuando los elefantes,  está administrando el disco -grabado el año pasado en la capilla de la Trinidad de Lyon- en estos días atrás. Todo exquisito, como ellas mismas.

Todo o poeta ou escritor…

descarga

Así son los artistas, que dicen que no tienen ventaja para conseguir un amor… Eso dice la Sobral, aquí junto al Zambujo. Ambos fijos discontinuos en este sitio. Cosas de las querencias portuguesas. “Largava tudo por esse amor, por um beijo num banco de jardim…”. Na más con eso me hacía yo un plaquita para el bedroom”

Porque el tema Inés, es precisamente del disco “There´s a flower in my bedroom” de Luisa, de hace ya unos tres años, y del que entró aquí este She Walked Down The Aisle tan bonito y el I Was In Paris Today. Ya no lo escribo más: Luisa va de Sobral. ¿Y de Zambujo qué decir? Por ahí atrás lo tienen todo del muchacho. Ya mismo le estoy buscando la gira de verano, a ver si hay suerte.

 

 

Vocês sabem, e seu gerente, que não há mais interesse, eu juro Andrew, paroquianos desta monstruosidade desfrutar de sua arte. E se não, torna-se crematístico crematório.
Sepan ustedes dos y sus manacheres que aquí no hay más interés, te lo juro Andrés, que los parroquianos del engendro este disfruten de su arte. Y si no es así que lo crematístico se convierta en crematorio.

Como una olaaaaa, pero no es lo mismo.

 

Una mijita más joven el Lulu

Lulu Santos canta, o mejor dicho se sube a un escenario para que el público cante, Como uma onda, que yo creí haber metido por aquí en su versión de Drexler. Pero parece que no. Ahí va. Cosa clásica y hermosa a la que hay que recurrir  cada siete u ocho tardes para no sucumbir a la desidia del arte.

Ana tiene un tema.

El_viol_n_rojo-944417232-largeHay músicas para cada momento. No recuerdo yo como estaría para poner esta inmensa tragedia de un luthiers italiano que alumbra al verdadero protagonista de la película (Canadá 1998), el violín rojo; The red violin. Pero se coló aquí hace cuatro años con un vídeo mucho menos digno para el pedazo de copla que es.

El del mérito, no obstante, es John Corigliano, que compuso toda la banda sonora para el filme, con su correspondiente Oscar, además de tres o cuatro sinfonías y coplillas varias durante toda su fructífera existencia. Todo ello con más premios y reconocimientos que el queso payoyo. En la BSO de El Violón Rojo está el Anna’s Theme este que, escuchado con su correspondiente aliño sicotrópico, melancólico y existencial, te da para ver pasar tu biografía al estilo de timeline de instagram, con sus luces y sobre todo sus sombras. No se pierdan el trocito que va del minuto 2’06 al 2’30 e intenten no mearse por las pata abajo de la emoción (me encanta citar a Góngora).

Tal y como pone el señor que ha subido el vídeo, en esto no hay afán de llevarse na. Y todos los derechos y propiedades de imágenes y música están más que claro que son de  Lionsgate and Sony Music Entertainment.

Un completo. A minha menina.

La coplita esta me gustó, me encantó en cuanto la escuché un día en el anuncio de un coche que, ohhh I´m sorry publicistas del mundo, no me acuerdo cuál era (lo he mirado, era Citroen). La tenía en la recamara y hoy va a caer. Es A minha menina, de Os Mutantes, ese mítico grupo brasilerio que lideraba Rita Lee y que tan importante fue, por lo visto, para todo lo que vino después, que fue mucho y bueno…

Y lo de completo es porque el vídeo que lo ilustra, que no es un videoclip, es de os que también me encantan… porque seguramente lo ha hecho un colgao…

Dicho todo, primero la copla original de Os Mutantes, y luego un directo regulé del grupo The bees, que fue el que el final hizo famosa la canción -al menos en España. En Brasil seguro que petó hace mil. Disfrutenlo.

Los derechos y añadidos están pagados todos por Citroën, digo yo. Si no, que pasen el recibo, pero a mediado de mes por favor.

A %d blogueros les gusta esto: